Wiki Biblia
Advertisement

Nombre que se da al lugar donde se castiga a los malvados y a los que no aceptan a Dios ni confían en él.

Es un lugar de dolor, sufrimiento y castigo sin fin.

Bajo el gobierno de un Dios infinitamente santo, justo, sabio y amoroso, obligado por su propia naturaleza y por el cuidado que tiene del bienestar de su universo a expresar su aborrecimiento hacia el pecado, la existencia del infierno es una necesidad (Ro 6.23, 2Ts 1.6–11, Ap 20.11–15).

Los que son castigados en el infierno son criaturas libres, responsables, pecadoras e impenitentes, que han empleado mal el tiempo de prueba que se les ha concedido y rechazado la gracia que Dios les ha ofrecido.

El gran deseo divino de librar a los hombres del infierno se manifiesta en la muerte de Cristo y en las amonestaciones dirigidas a los pecadores en la Biblia. Ninguna exégesis concienzuda de la Biblia puede hacer caso omiso del infierno.


Las penas del Infierno[]

Las penas del infierno consistirán en la privación de la presencia y del amor de Dios, la ausencia de toda felicidad, la perpetuidad del pecado, el remordimiento de conciencia por las culpas pasadas, la convicción íntima de ser objeto de la justa ira de Dios, y todos los demás sufrimientos del cuerpo y el alma que son los resultados naturales del pecado o los castigos estipulados en la Ley de Dios (Mt 7.21,7.23,22.13,25.41, 2Ts 1.9).

Parece que el grado de los tormentos se medirá según el grado de la culpa (Mt 10.15,23.14, Lc 12.47-48).

Este castigo será eterno, como lo será también la felicidad en el cielo.

La Ira de Dios nunca dejará de existir sobre las almas perdidas (Mt 25:46).

Nada en todo el universo debe temerse tanto como una eternidad en el infierno.

Véase[]

Seol, Hades, Abadón y Gehenna.

Advertisement