Wiki Biblia
Advertisement

Samuel fue un juez y profeta de Dios que dirigió a Israel durante más de cuarenta años. Samuel también ungió al primer rey de Israel, Saúl, y a su sucesor David. Posiblemente Samuel escribió los libros de Jueces, Rut y gran parte de Primera de Samuel.

Nacido como respuesta a las oraciones de su madre, su nombre lo refleja. El nombre Samuel significa "Dios ha oído". Nazareo de nacimiento, Samuel comenzó a servir cuando era niño bajo la tutela del sumo sacerdote Elí en una de las primeras estructuras en Silo que servía como templo en aquellos días.

Cuando Elí murió, Samuel ya había comenzado su carrera como juez del país. Trabajó en un gran circuito que incluía Betel, Gilgal y Mizpa. En sus últimos años ungió a sus hijos para que fueran jueces en el extremo sur, en la frontera de Beer-Sheba.

Cuando sus hijos, Joel y Abías, resultaron ser jueces corruptos, el pueblo de Israel exigió un rey. En contra de los deseos de Samuel, siguió la dirección del Señor y ungió a Saúl como rey. Cuando Saúl no cumplió con el estándar que Dios había incluido en la Ley, se eligió un nuevo rey, un hombre que ni siquiera estaba vivo cuando Saúl comenzó su reinado de cuarenta años. Este hombre fue ungido para ser el próximo rey años antes de que Saúl muriera en batalla. Ese hombre era David, hijo de Jesé.

Samuel murió en algún momento durante los años que Saúl perseguía a David, pero el rey caído en desgracia vería al viejo profeta una vez más. Cuando el rey descubrió que ya no podía hablar con Dios (había matado al sacerdocio, dejando solo uno, que estaba con David), buscó a un espiritista, una bruja en Endor. Para su sorpresa, aparentemente la bruja pudo invocar al fantasma de Samuel. En ese momento Samuel le informó a Saúl que moriría al día siguiente.

Biografía[]

Trasfondo[]

Durante siglos, el pueblo de Israel había sido una teocracia, gobernada por jueces que servían como salvadores del pueblo después de tiempos de opresión. El juez y sumo sacerdote de aquellos días era un hombre llamado Elí. Después de que Sansón mató a la mayoría de sus líderes, los filisteos comenzaron a oprimir una vez más a las tribus del sur.

Advertisement